¡BIENVENIDOS!

Mis aficiones al vídeo y a la fotografía y algunos que otros hobbys, así como comentarios de colaboradores desde su particular punto de vista.

Mi nueva cuenta en twitter: @zeniacosta

Buscar este blog

sábado, 29 de diciembre de 2007

TUTORIAL SOBRE FOTOGRAFIA INFRARROJA

Había oido hablar de la fotografía infrarroja, pero tampoco sabía mucho más.

En el foro de ojodigital Felipe ha realizado un pequeño tutorial que considero interesante para introducirnos en el mundo de la fotografía infrarroja. Lo pondré dentro de mis apuntes de fotografía.

Esto este es el pequeño tutorial que ha realizado Felipe:

Atendiendo a varias peticiones, voy a intentar escribir un pequeño tutorial sobre la fotografía infrarroja.

En primer lugar, hay que explicar qué demonios es eso, pues mucha gente se confunde.

Se trata, simplemente, de hacer fotos con una luz que está fuera del espectro visible, con longitudes de onda más cortas que el rojo.

Esa luz se aprovecha para cosas como los mandos a distancia, cuyos haces no vemos cuando zapeamos.

Pues bien, resulta que, debido a sus características especiales, la luz infrarroja produce unos interesantísimos efectos, especialmente en la vegetación, donde sus reflejos son blancos.

El problema es que es mucho menos abundante que la luz de espectro visible, y necesitaremos un trípode para las exposiciones lentas.

Cómo se consigue impresionar una película o estimular un CCD con luz infrarroja? Es muy simple, sólo se necesita un filtro en el objetivo que deje pasar sólo la parte del espectro que nos interesa, es decir, la luz infrarroja.

Se trata de filtros muy oscuros, a través de los cuales no se ve nada. Los fabrican muchas marcas, pero el más usado, con diferencia, que yo sepa, es el Hoya IR72, bueno y barato (para lo que cuestan los de otras marcas como B+W).

Ese es el que yo tengo. En Europa lo venden, que yo sepa también, en New York Camera (son alemanes, pese al nombre).

Bueno, una vez que se tiene el filtro, sólo se necesita una película especial para infrarrojo o bien una cámara digital sensible a esta luz.

En cuanto a las películas, en mi vida he visto una, yo soy un fotógrafo infrarrojo estrictamente digital, pero sé que Kodak tiene las películas más usadas y también que la exposición es complicadísima (el fotómetro de la cámara se vuelve tarumba con un filtro tan oscuro).

En cuanto a las cámaras digitales, sólo se necesita saber si sirve o no.

Y si no sirve, no hay nada que hacer.

Algunas cámaras digitales tienen un filtro que impide la llegada de luz IR al CCD. Esto mejora la calidad de imagen (menos ruido), pero impide hacer fotos infrarrojas.

Por ejemplo, la Canon D30 es buenísima para el IR, pero a la D60 le pusieron el dichoso filtro y ya no hay nada que hacer (ojo: este filtro es justo lo contrario del que necesitamos nosotros.

Este NO deja pasar la luz IR y lo lleva la cámara sin que se vea.

Nosotros necesitamos uno como el UV o el polarizador, pero cuya función es sólo dejar pasar la luz IR).

Hay muchas cámaras digitales sensibles a la luz IR, pero no todas igual de buenas.

Mi experiencia es que las Olympus (no sé si todos los modelos) y la Sony 707-717 (esta, deshabilitándole el filtro anti IR) son las mejores.

También es buenísima la Canon G1, aunque creo que la G2 y 3 ya no.

Mi Minolta Dimage 7 era fenomenal también (pero no son capaces de fotos IR las D7i ni la D7Hi), la Nikon 5700 era algo peor.

Una forma muy simple de saber si tu cámara es capaz de hacer fotos infrarrojas es mirar por el visor electrónico (si fuera óptico no sirve) o por el LCD el sensor del mando a distancia mientras se aprietan los botones.

Si veis la luz que sale del mando, es que la cámara sirve (aunque eso no significa necesariamente que haga fotos IR BUENAS).

Otra grandísima ventaja de los visores electrónicos o de las pantallas LCD es que, al ofrecer una previsualización de la foto, te permiten encuadrar y enfocar.

Vamos, que se ve oscurito pero se ve. En cambio, con las réflex digitales, una vez que se pone el filtro no se ve nada de nada, por lo que hay que componer y enfocar antes de poner el filtro, y volver a quitarlo si quieres reencuadrar.

Otra ventaja de las cámaras digitales es que, aunque el fotómetro de la cámara se vuelva majara con el IR (que suele), es muy fácil hacer una prueba y ajustar.

Como la fotografía IR suele ser casi exclusivamente de paisajes, no hay mucho problema con esto.

La mejor hora del día es el mediodía, porque es cuando la luz IR (la luz, en general) es más abundante.

En realidad, la proporción de luz IR creo que es mayor al amanecer y al atardecer, pero la cantidad total es mucho menor.

Yo he hecho un montón de fotos IR con todo el calor de la siesta andaluza (la gente me miraba y se compadecía: otro chalao, pensarían), una hora pésima para la mayoría de los tipos de fotografía, por la luz tan dura.

Las fotos, si se hacen en color (como suelo), salen horriblemente rojizas e inutilizables por lo general.

Hay que manipularlas, pasándolas a blanco y negro y jugando con los niveles para mejorar el contraste (que suele ser pequeño). Pero si se hace bien, se pueden obtener unos resultados muy llamativos, como en estos ejemplos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores