¡BIENVENIDOS!

Mis aficiones al vídeo y a la fotografía y algunos que otros hobbys, así como comentarios de colaboradores desde su particular punto de vista.

Mi nueva cuenta en twitter: @zeniacosta

Buscar este blog

sábado, 10 de noviembre de 2007

COMO SER MODELO

Comentarios extraidos de la página web FotoPunto.



Ser modelo es el sueño de muchos y muchas; tanto para desfiles de moda en pasarelas, como para trabajos publicitarios, fotográficos, cine o televisión, la satisfacción personal de exhibir la belleza de uno mismo es una recompensa que muchos buscan, y tan sólo unos pocos consiguen.

Trabajar de modelo no es tarea fácil; aunque es bien cierto que gran parte de las aptitudes necesarias se obtienen tan sólo de la herencia y la suerte genética, existen gran cantidad de conocimientos y experiencias que uno debe aprender por sí mismo, y que marcarán la diferencia entre un(a) modelo simplemente fotogénico y un modelo con carisma, personalidad, flexible y comunicador.

Para desgracia de todos aquellos que trabajan en este mundo, muchas de las encrucijadas e inconvenientes que un(a) modelo deberá afrontar en su carrera serán difíciles. La responsabilidad y la convicción con la que el modelo sepa reconocer y actuar ante dichos problemas será imprescindible para resolver con entereza su carrera profesional.

Este artículo pretende ofrecer una introducción a varios de los aspectos más importantes que un(a) modelo, sobretodo en sus inicios, debe conocer para desenvolverse correctamente en sus primeros pasos: cómo comenzar, dónde acudir, cómo actuar y cómo evitar algunos de los problemas que podrá encontrarse.


¿Quién puede ser modelo?


Al contrario de lo que muchos podrían deducir, en la práctica no existe ningún requerimiento físico para trabajar de modelo. Puesto que son muchos los campos y los estilos que abarca el mundo audiovisual y de la moda, existe la posibilidad de que para ciertos trabajos se requieran perfiles que están muy lejos del arquetipo ⿿top-model⿝, incluso totalmente opuestos.

Los requerimientos físicos para aquellos modelos que aspiren a desfilar en pasarelas de moda o en la mayoría de los trabajos publicitarios fotográficos se ven casi siempre gobernados por las mismas tendencias sociales en lo que a prototipos de belleza se refiere. Tendencias éstas, que actualmente resultan bastante estrictas y desgraciadamente al alcance de una minoría.

Podría decirse que los más elevados requisitos para un modelo se establecen en el campo de los desfiles de moda, en los que no sólo es la belleza, la figura y la altura lo que prima, si no también una serie de conocimientos específicos para los que incluso existen escuelas especializadas.

Siendo los desfiles de moda el extremo más minoritario en cuanto a requerimientos, se encuentran por debajo aquellos trabajos que se refieren a la publicidad; en cine o televisión y en fotografía: En estas disciplinas los requerimientos no resultan tan explícitos, puesto que son medios en los que el modelo no realiza su trabajo in-situ, si no que pasan por sesiones fotográficas de entrenamiento o de grabación en las que las tomas pueden ser repetidas y en las que la tecnología brinda la posibilidad de la selección y la post-producción.

Esta última es tal vez la disciplina más concurrida por los modelos, al existir una demanda relativamente grande para publicidad, y en la que además, la altura del modelo (prácticamente conocido como el más estricto de los requisitos), no adquiere tanta importancia.


Los primeros pasos, elaborar un book y el composite


El book es la tarjeta de presentación del modelo. Para fotografía, el book de un modelo consta de una serie de instantáneas en las que se muestran sus cualidades físicas y de interpretación, con el mayor número de registros y estilos distintos.

El book óptimo está formado por una selección de tan sólo las mejores fotografías de muchas sesiones realizadas, de modo que éste muestre una variedad que permita al cliente final encajar con facilidad al modelo en su proyecto. Un buen book, además, contendrá fotografías que proceden de varios trabajos e incluso de varios fotógrafos.

Si el modelo pretende orientar su trabajo hacia un estilo o una disciplina concretos, las fotografías en su book deberán orientarse hacia éstos. En caso contrario, la variedad en las fotografías en lo que se refiere a estilismos, maquillaje, peluquería, posados e incluso actitudes del modelo, será lo que definirá la calidad y efectividad final del book.

El book en sí mismo es simplemente una carpeta con varias hojas transparentes que guardan las fotografías, prácticamente como un álbum fotográfico. Pueden comprarse en tiendas especializadas de fotografía, e incluso el buen fotógrafo profesional podrá ofrecer los servicios de copiado y confección del mismo.

El composite, muy parecido en concepto al propio book, es una versión simplificada de éste que presenta en una sola tarjeta una selección de las mejores fotografías del book del modelo, además de la información básica sobre éste:


Nombre y apellido

Medidas: Cadera / Cintura / Pecho

Altura

Talla de zapatos y camisa

Color de ojos y cabello

Medio de contacto (Teléfono y/o email)



El composite, al contrario que el book, normalmente se entrega a las agencias a modo de tarjeta de visita, por lo que es conveniente realizar muchas copias.

Un composite suele tener un tamaño aproximado de media hoja DIN-A4, y debe contener la mejor selección de fotografías del modelo, pero mostrando al mismo tiempo, y por lo menos:

Una fotografía de plano corto o primer plano de la cara

Una fotografía de cuerpo entero

Y para que un composite sea lo más efectivo posible (y también puede aplicarse al book):

Las fotografías deben ser muy distintas entre sí, mostrando actitudes y posados muy distintos.

Mostrar cambios de ropa y estilos distintos.

Maquillajes y peinados distintos, incluso con el cabello tintado en tonos distintos.

Combinar fotografías en estudio con fotografías de exteriores.

Tanto mejor si hay fotografías de trabajos comerciales que contienen marcas sobreimpresas, montajes publicitarios, o incluso los nombres de los fotógrafos, si éstos son de reconocido prestigio.

Las fotografías en blanco y negro, y las fotografías artísticas o conceptuales son muy bienvenidas.

Y como consejos finales para la confección de un composite o un book:

Incluir fotografías de desnudo o en ropa interior sólo suele ser beneficioso si el trabajo que se busca o el casting que se realiza tiene relación con el desnudo o con la publicidad de marcas relacionadas.

Por el contrario, las fotografías en ropa de baño resultan muy efectivas para mostrar sin tapujos el cuerpo del modelo sin tener que incluir el desnudo.

Cualquier agencia o director de casting con experiencia sabrá valorar una buena selección de fotografías por encima de la calidad misma de dichas fotografías. Lo óptimo es, por supuesto, realizar una buena selección y que dicha selección incluya tan sólo fotografías de muy buena calidad técnica y artística.


La sesión fotográfica y el fotógrafo


Una de las opciones más recurrida a la hora de comenzar la confección de un book es acudir a fotógrafos noveles con los que se podrán acordar colaboraciones no-remuneradas en las que ambas partes (fotógrafo y modelo) ganan experiencia y fotografías para ampliar sus respectivos books. Se habla de estas colaboraciones en el punto siguiente.

En otro caso, el modelo recurrirá a los servicios de un fotógrafo experimentado para la realización de una sesión fotográfica. Existen multitud de fotógrafos con más o menos experiencia que ofrecen tarifas muy distintas que bien pueden oscilar entre los 300 euros y los 3.000 euros. Es necesario tener en cuenta que no es sólo el fotógrafo quien va a participar en la producción de la sesión fotográfica, así que hay que saber valorar también la capacidad de éste para disponer de personal profesional de maquillaje, peluquería, estilismo y demás.

Una sesión fotográfica sencilla es aquella que se realiza en estudio y para la que no se dispone de escenificación o atrezzo, y en la que se utiliza el propio vestuario del modelo para las fotografías. El maquillaje profesional, sobretodo para modelos femeninas, resulta siempre un factor prácticamente imprescindible. Una sesión de estas características puede durar en conjunto unas 4 horas como mínimo, y hay que procurar por lo menos poder realizar varios cambios de vestuario para obtener fotografías bien distintas de la misma sesión.

A partir de esta configuración sencilla, se pueden considerar otras opciones que el fotógrafo pondrá a disposición del modelo si lo requiere:

Estilismo: Un profesional especializado concebirá el aspecto de las fotografías del mejor modo posible, y pondrá a disposición del modelo el vestuario y los accesorios necesarios, además de asumir la responsabilidad creativa respecto al equipo de maquillaje y peluquería.


Sesión en exteriores:



La realización de una sesión fotográfica profesional en exteriores resulta siempre más costosa porque conlleva más gastos de producción. Algunos fotógrafos utilizarán en estos casos equipo de iluminación especial para exteriores que en ciertos casos deberá ser alquilado. Por norma general, las fotografías en exteriores requieren un nivel profesional más elevado, pero también ofrecen una calidad muy distinta y mejor considerada por muchos.


Sesiones para un book completo:




Puede contratarse con un fotógrafo la realización de un book completo que incluya varias sesiones en varios días, en las que finalmente se podrán mezclar varios tipos de fotografía, en interiores y exteriores, y se obtendrán las fotografías para la confección de un book suficientemente variado.


Retoque fotográfico:





El retoque digital actual permite disimular defectos en el modelo, o simplemente mejorar el impacto visual de una fotografía para que resulte más llamativa. Por norma general, no es recomendable recurrir al retoque fotográfico excesivo, pues puede confundir al cliente o a la agencia una vez realizado un casting en persona. Los retoques leves y aquellos que se limitan a mejorar la calidad de color, composición o técnica de la fotografía sí son bienvenidos.


Entrega de las fotografías:





Actualmente la mayoría de fotógrafos entregan sus trabajos en formato digital (muchas veces lo hacen así incluso cuando utilizan equipo profesional analógico). En el CD entregado, se deben incluir las fotografías a gran resolución a fin de que el modelo pueda obtener copias en papel de muy buena calidad para su book. Las imágenes entregadas en CD por un fotógrafo profesional producen copias en papel fotográfico de excelente calidad; dichas copias pueden obtenerse entregando el CD en cualquier laboratorio de revelado digital común, o quizás el mismo fotógrafo facilite también las copias además del CD.


A la hora de decidirse por un fotógrafo, es primordial informarse sobre su experiencia y sus trabajos realizados. Las mejores opciones son aquellos fotógrafos especializados en los campos de la moda y la publicidad con suficiente experiencia demostrable. Cualquier buen fotógrafo de moda y publicidad dispondrá de un book propio o página web donde exhibirá sus trabajos: desde books realizados a otros modelos, hasta producciones fotográficas comerciales como anuncios, publicación de fotografías en revistas, catálogos de moda, etcétera.

Sobre las estafas a través de Internet u otros:

Puede leerse más sobre las estafas a través de internet en el artículo: Las estafas en internet, disponible en esta misma web.

Es muy importante que el modelo tenga el cuidado suficiente para diferenciar al buen fotógrafo de entre todas las ofertas que se le presentarán. Actualmente, y sobretodo por Internet, existe por desgracia una cierta cantidad de personas que ofrecen servicios supuestamente profesionales de muy dudosa honestidad, que son muchas veces publicitados en forma de ofertas de trabajo suculentas, castings dudosos de modelos, supuestas agencias de modelos desconocidas, o incluso representantes y bookers de dudosa reputación.

Sin embargo, resulta muy sencillo identificar las opciones veraces, y para ello no hay más que recurrir a los siguientes consejos:

Cualquier fotógrafo, agente o agencia verdaderos, dispondrán de su propia página web que contendrá muestras de sus trabajos y gran cantidad de información relacionada, incluyendo números de teléfono de contacto directo (no teléfonos móviles), direcciones postales físicas donde ubicar las oficinas o los estudios fotográficos, e incluso algo tan sencillo como direcciones de e-mail que no serán del tipo @hotmail.com, @gmail.com o similares (esta clase de direcciones de email pueden obtenerse fácilmente sin presentar ningún tipo de acreditación)


Desconfiar por completo de aquellos castings que muestren un mínimo de ⿿confusión⿝. Por ejemplo, castings organizados a través de Internet o vía cámaras web, o castings organizados por entidades desconocidas y/o extranjeras.


Las ⿿selecciones directas⿝ de modelos, sin entrevista personal o a través de Internet, no existen. Ningún cliente confiará simplemente en unas pocas fotografías del modelo como para presentarle directamente una oferta en firme.


Confirmar la veracidad de las ofertas o las empresas organizadoras resulta tan sencillo como contactar por teléfono y preguntar directamente a la misma entidad.


Algunos de estos fotógrafos o agencias actúan haciéndose pasar por los verdaderos, suplantando sus nombres. Ante la duda, nada tan fácil como conseguir el teléfono del verdadero y preguntar.


Para despejar aún más las dudas, resulta muy útil contactar con los otros modelos o incluso las otras empresas con las que el fotógrafo o la agencia proclama haber trabajado. Ellos pueden dar un buen testimonio sobre su veracidad y profesionalidad.


Desconfiar por completo de aquellos fotógrafos o agencias que no permitan que el modelo acuda acompañado al casting, a la entrevista o al mismo trabajo. (Si bien es cierto que muchos fotógrafos profesionales no son partidarios de que durante una sesión fotográfica haya más gente presente de la necesaria)

Los primeros pasos: El intercambio de fotografías


Durante las primeras etapas de cualquier modelo, e incluso de cualquier fotógrafo, ambos necesitarán confeccionar su book inicial que más tarde les servirá como tarjeta de presentación a sus clientes.

En estos primeros pasos, es muy común que tanto fotógrafos como modelos noveles ofrezcan un intercambio de sus servicios de forma gratuita de modo que ambos, al finalizar el trabajo, hayan obtenido algunas buenas fotografías con las que comenzar su book, además de haber adquirido experiencia y conocimientos con la práctica. Esta clase de intercambio de trabajo se llama también ⿿TFP⿝ (Time For Prints) ó ⿿TFCD⿝ (Time For CD) Ambos son esencialmente idénticos, sólo que en la modalidad TFCD se especifica que las fotografías se entregarán al modelo en formato digital en un CD, y no en copias a papel.

El intercambio de fotografías es también una práctica común en modelos y fotógrafos con experiencia, cuando encuentran un beneficio mútuo: El fotógrafo, por poder disponer del modelo que necesita para realizar su proyecto artístico personal, y el modelo, por saber que se trata de un buen fotógrafo y que dicho intercambio sin duda le proporcionará nuevas y buenas fotografías con las que renovar su book.

Páginas web como http://www.fotopunto.com propician esta clase de intercambios gratuitos poniendo en contacto a modelos y fotógrafos de toda clase: No son sólo los fotógrafos los que contactan a las modelos para TFP, sino los mismos modelos que se ofrecen a los fotógrafos cuyo trabajo les gusta para un posible intercambio de fotografías.

Cada modelo debe reconocer por sí mismo en qué momento de su carrera dejan de resultarle útiles los intercambios TFP, y comenzar a cobrar por sus servicios, o buscar la representación de una agencia.

Tal como se explica en puntos siguientes, en esta clase de intercambios es tanto o más importante la firma por ambas partes de un acuerdo de cesión de derechos de imagen, como para cualquier otro trabajo normal remunerado. Mediante la firma de este documento, tanto el modelo como el fotógrafo protegen sus derechos de imagen o de autoría consecuentemente.

Existen múltiples combinaciones para esta clase de acuerdos de cesión de derechos de imagen, pero el más normal sería el acuerdo mediante el cual el modelo otorga los derechos de imagen al fotógrafo respecto de las fotografías tomadas en la sesión fotográfica, pero tan sólo para su uso en el book del fotógrafo, no permitiendo en ningún caso la publicación o venta de dichas fotografías. El modelo, del mismo modo, se compromete a utilizar sus fotografías tan sólo en su book, y manifiesta además su consentimiento para la realización de dichas fotografías. (Cláusula, ésta última, excepcionalmente importante si el modelo es menor de edad) En este acuerdo, además, debe figurar una cláusula especificando que ninguna de las dos partes reclama retribución alguna a cambio del servicio prestado.

Algunos fotógrafos reclamarán, como excepción a esta última explicación, la cesión de los derechos de imagen para su venta posterior, normalmente porque colaboran con bancos de imágenes o similares: Entidades que disponen de un stock muy grande de fotografías de todo tipo, que ponen a la venta para su publicación. Quedará a criterio del modelo decidir si acepta o no esta cláusula, que permite la publicación de sus fotografías en cualquier medio de forma ilimitada.


Los trabajos remunerados


Llegado el momento, todo modelo con suficiente experiencia y valía pasará a demandar una retribución económica por su trabajo. A tal fin, normalmente se establecen tarifas por horas, que pueden variar dependiendo del tipo de trabajo y del caché mismo del modelo. Una tarifa estándar para un modelo con experiencia podría oscilar entre los 30 y los 150 ⿬ por hora. Sin embargo, esta tarifa cambiará si, por ejemplo, el fotógrafo se compromete a entregar las fotografías realizadas y sus correspondientes derechos de uso al modelo, con lo cual éste podrá ampliar su book a costa de reducir su tarifa.

Para trabajos especiales, como la fotografía con lencería, los desnudos integrales o parciales, o el posado para clases o talleres de fotografía, la tarifa aumentará a criterio del mismo modelo.

En los trabajos remunerados, como en cualquier otro tipo, es imprescindible la firma por ambas partes de un acuerdo de cesión de derechos de imagen. En estos casos, además, es conveniente que dicho acuerdo especifique claramente el trabajo realizado y la cantidad establecida que cobrarán las partes.

Es conveniente tener en cuenta que existen límites fiscales en España para esta clase de servicios. Tanto el fotógrafo como el modelo están sujetos a dichos límites, y es su responsabilidad decidir tomar o no las medidas necesarias de facturación y declaración de ingresos y de impuestos que conllevan.

Para encontrar oportunidades de trabajo remuneradas, el modelo puede:

Presentar su currículum y su book a agencias de modelos (se habla de ello más adelante)

Publicitar sus servicios y tarifas en medios relacionados: Revistas del sector, foros especializados en Internet, etcétera.

Presentar sus servicios directamente a fotógrafos profesionales, estudios de fotografía o asociaciones y clubes fotográficos.

Publicitarse en páginas web especializadas como www.fotopunto.com u otras.

Mantenerse informado a través de los medios sobre castings y selecciones de modelos
.

Los derechos de imagen


Un aspecto que resulta estar muy descuidado, sobretodo en el ámbito de fotógrafos y modelos noveles, es el de la firma del documento de cesión de derechos de imagen.

Las leyes actuales, e incluso la misma Constitución, especifican que toda persona posee el derecho de preservar su imagen y su intimidad. En los términos que nos ocupan, puede decirse que no existe situación alguna en la que alguien pueda tomar una fotografía de otra persona en la que ésta aparezca claramente reconocible y después publicarla sin su consentimiento, sin estar incurriendo en una infracción.

Del mismo modo, todo fotógrafo posee la propiedad de autoría de sus fotografías desde el mismo instante en que son realizadas, y en términos legales éstas no pueden ser reproducidas de ningún modo sin su consentimiento.

La firma de un acuerdo de cesión de derechos de imagen no sólo protege al modelo, sino también al mismo fotógrafo: Un modelo puede tomar acciones legales contra un fotógrafo que ha publicado su fotografía sin su permiso, pero del mismo modo un fotógrafo puede tomar acciones legales contra el modelo si éste ha publicado en algún modo las fotografías que hizo sin su permiso.

Así, tenemos dos conceptos:

Acuerdo de cesión de derechos de imagen:



Que debe otorgar el modelo al fotógrafo para su uso, dentro de las condiciones (más o menos concretas) que se especifiquen en el acuerdo.


Acuerdo de cesión de derechos de uso:




Que debe otorgar el fotógrafo al modelo para su uso, dentro de las condiciones (más o menos concretas) que se especifiquen en el acuerdo.

Cualquier trabajo que implique la toma de fotografías o la filmación en vídeo, debería estar respaldado por un acuerdo de esta clase.

Por norma general, este acuerdo deberá, como mínimo:

Estar firmado por el fotógrafo y por el modelo.


Si el modelo es menor de edad a la fecha de firma del documento, uno de sus padres (o un tutor o representante legal) deberá aparecer como tal en el documento y firmar en su nombre. (también se aplica al fotógrafo)


Deberá contener los siguientes datos del fotógrafo y del modelo (y del padre o tutor, si se aplica): Nombre completo, DNI o número de identificación equivalente y dirección.


Contener una cláusula especificando que el modelo está de acuerdo con la realización de las fotografías implicadas en el trabajo.


Contener una cláusula especificando el trabajo que se realiza, incluyendo el lugar y la fecha en que se realiza.


Contener una cláusula especificando la cesión de los derechos de imagen que otorga el modelo respecto a las fotografías realizadas, y las condiciones de la cesión: cesión total, cesión para uso específico, etcétera.


Contener una cláusula especificando la cesión de derechos de uso que el fotógrafo otorga sobre sus fotografías al modelo (si se aplica) y sus condiciones.


Contener una cláusula especificando la retribución que recibe el modelo (y/o el fotógrafo), y los términos de dicho pago (método de pago, fecha y/o fraccionamiento)

Es muy recomendable solicitar éste documento antes de la realización del trabajo, y leerlo con detenimiento. Del mismo modo, deben existir tantas copias firmadas del documento como partes estén implicadas en sus cláusulas.

Fotopunto proporciona una plantilla ejemplo de este documento para fotógrafos y modelos para su estudio, acude a nuestro otro artículo: Cesión de derechos de imagen


Las agencias de modelos


Una agencia de modelos es una empresa que establece contacto con los clientes que requieren de los servicios de los modelos, y subcontrata estos servicios pagando al modelo un porcentaje del precio que paga el cliente final.

Acceder a la ⿿bolsa de trabajo⿝ que ofrecen las agencias de modelos, es tan fácil como presentar un book y un composite (mejor si se adjunta también un currículum, si se tiene experiencia). La agencia, entonces, tendrá en consideración el perfil del modelo para aquellos clientes que demanden perfiles similares. Para ello, las agencias de modelos suelen organizar castings a la búsqueda de nuevos talentos, pero tanto mejor si el composite del modelo ya figura en los archivos de la agencia.

Las buenas agencias trabajarán siempre de este modo, en el que la ganancia de la agencia está directamente relacionada con la cantidad de trabajo que sea capaz de traer a sus modelos. En este modo ideal, es la agencia la que se preocupa de conseguir cuantos más trabajos mejor.

Sin embargo, existen agencias que ofrecen otra clase de servicios a los que el modelo debe prestar mucha atención, pues son servicios de pago en los que se debe pagar una cuota periódica para figurar en la ⿿bolsa de trabajo⿝ de la agencia. Esta modalidad sólo es recomendable cuando se trate de agencias de reconocido prestigio que realmente sean capaces de dar trabajo a cambio de esa cuota. Desgraciadamente, existen muchas supuestas agencias que ofrecen estos servicios de pago pero en realidad no adquieren un compromiso real de trabajo con el modelo.

Algunas agencias proporcionan a modelos un servicio fotográfico para la realización de un book. Muchas veces la agencia acordará con el modelo la realización gratuita de este book, a cambio de no cobrar nada durante los primeros trabajos que el modelo realice en la agencia. Otras veces, la realización de un book de pago será simplemente un servicio más.

Dependiendo del interés que suscite el modelo para una agencia, ésta puede ofrecerle un contrato de exclusividad, según el cual el modelo se compromete a no trabajar para otras agencias, y a no realizar trabajos por su cuenta. Estos contratos especiales deben reportar al modelo ventajas suficientes para que le resulte a cuenta la firma de una exclusividad. Esta decisión deberá ser tomada con cuidado, y no sin antes consultar a otras agencias y sopesar las alternativas.

Por norma general, el modelo se encontrará con todo tipo de servicios que algunas veces no garantizarán la realización de trabajos finales. Si esos servicios son de pago, el modelo deberá considerar las garantías que se ofrecen. El verdadero servicio de una agencia fiable y seria, es el que ofrece un porcentaje al modelo por cada uno de los trabajos realizados, sin el pago de cuotas ni nada parecido. El modelo, al fin y al cabo, es el ⿿trabajador⿝ con el que la agencia confía para su negocio, es por ello que debe tratarle lo mejor posible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores